Conservas de tomate frito

La salsa de tomate o tomate frito casero, es una delicia que se puede hacer en gran cantidad y se puede disfrutar todo el año en conserva.

Receta de conservas de tomate frito

Ingredientes para preparar conservas de tomate frito

  • 5 Kg. de tomates rojos
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharada de azúcar
  • Pimienta negra molida
  • 100 ml. de aceite de girasol o de oliva de sabor suave
  • Agua

¿Cómo preparar conservas de tomate frito?

  • Para preparar estas conservas de tomate frito, primeramente tenemos que preparar el tomate frito casero. Para ello, vamos a pelar los tomates, pero para que nos sea más sencillo primeramente les vamos a realizar en su base un corte en forma de cruz, y los vamos a escaldar durante 20 segundos, en una cazuela grande, en agua hirviendo.
  • Una vez escaldados, los sacamos del agua, los dejamos templar para no quemarmos y los pelamos con ayuda de una puntilla.
  • En la misma cazuela en la que hemos escaldado los tomates, metemos los botes con las tapaderas, en los que vamos a preparar las conservas de tomate frito para que se esterilicen durante 20 minutos.
  • Según vayamos pelando los tomates, les retiramos el corazón y los vamos echando en la olla exprés hasta tenerlos todos. Echamos un chorrito de agua en el fondo de la olla para que no se peguen los tomates, la cerramos y la ponemos al fuego donde tendremos los tomates cociéndose 20-30 minutos.
  • Una vez que la olla ha perdido la presión, la abrimos, retiramos el agua que han solado los tomates, lo trituramos todo con la batidora, sazonamos, añadimos el azúcar y el aceite, y lo dejamos de nuevo al fuego unos 10-15 minutos. Asegúrate que esté bien tapado, pero que deje salir el vapor, ya que salta muchísimo pero necesita poder evaporarse el líquido.
  • Proseguimos con la preparación de las conservas de tomate frito, triturando el tomate con la batidora, lo pasamos por el colador para retirar las pepitas y repartimos en los distintos botes que hemos esterilizado anteriormente, bien secos.
  • Los tapamos bien y los volvemos a meter en la cazuela con el agua, durante 20 minutos al mínimo, para que la conserva de tomate haga bien el vacío.
  • Foto orientativa: el Cocinero Fiel